10 USOS DEL CÓDIGO QR

El uso del código QR que nació hace 25 años se ha popularizado en nuestras vidas con la llegada del COVID19 y la necesidad de disminuir los contactos físicos para minimizar los riesgos de contagios.  ¿Pero cuáles son los usos que tienen estos pequeños códigos bidimensionales que se han impuesto en el sector empresarial? Conoce los escenarios en los que resultan de suma utilidad el código QR que van desde la identificación  de una persona con alzhéimer, a los tatuajes animados o el  traslado de  una mercancía. 

Fue en 1994 cuando  se usó por vez primera los códigos QR  para el registro de las piezas del proceso de producción de los Toyota de una manera rápida.  Cinco años después la patente se liberó y el uso de los QR se liberalizó y actualmente los códigos QR son muy utilizados en distintos escenarios. El nombre de QR, Quick Response se debe a que estos códigos tienen como principal característica la  Respuesta Rápida. Técnicamente son similares a los códigos de barras que ya conocemos pero su capacidad de almacenaje es muchísimo mayor. 

Si todavía eres de los que te resistes a usar esta herramienta tecnológica te presentamos el principal decálogo en los usos de estos códigos binarios que te permiten acceder a información de  webs,  promociones, e incluso imágenes o vídeos. 

1.- Cartas de Hostelería

La pandemia del Coronavirus Covid-19 nos ha obligado a cambiar muchas de nuestras costumbres. Entre ellas el ritual de visitar un bar o restaurante y coger la carta que ahora tenemos que saber leer descargando una aplicación que descifre el contenido de los códigos QR.  De hecho la  app de cámara de tu Android y tu iPhone por defecto puede leer códigos QR. Sólo necesitas activar las funciones de realidad aumentada o el asistente digital. Dependiendo del terminal necesitarás  otorgar los permisos necesarios para que la cámara puede reconocer activamente los objetos que enfoca.

2.- Guías de Museo.

Las posibilidades y las aplicaciones que se le puede dar a los códigos QR en los museos son variadas. La facilidad de su uso, los avances tecnológicos y la difusión de la telefonía móvil y el bajo coste que supone su utilización, hace de este sistema una herramienta de utilidad para aportar información e interactuar con los usuarios de un museo.

QR Code en áreas de reserva se convierten en un aliado del personal técnico del museo en procesos de inventario.  El QR también se puede usar en la página web del museo  facilitando la descarga directamente en el móvil de datos útiles para el público durante la visita. Horarios o servicios que presta el centro, itinerarios por la exposición, obras destacadas o  aplicaciones. Además se pueden usar para enlazar audio guías, videos  o enlaces a web con más información sobre la obra, eventos relacionados o lo que la imaginación sea capaz de vincular. 

3.- Pagos con QR. Nos encontramos aún en una fase de transición pero de  acuerdo con Juniper Research, se espera que esta modalidad aumente al menos 300% en los próximos cinco años. En China, el total de pagos móviles superó los $5,5 billones dólares el año pasado con un dato que impresiona: la mayor parte de esa cifra llegó vía pagos QR realizados con las aplicaciones WeChat y Alipay (de Alibaba). La principal ventaja es que las operaciones son inmediatas y libres de comisiones, además de evitar el contacto físico entre las personas. Algo que ha disparado su uso en este tiempo de pandemia.

4.- Identificador de paquetería 

Con el código QR, se añade la información de la persona que ha contratado el servicio y el contenido y destino del paquete para evitar cualquier confusión o pérdida durante el trayecto. Como hacemos en Moove360.

5.- Añadir un QR en tu tarjeta de visita que te lleve a tu web o curriculum.  Pinterest es una gran herramienta para encontrar miles de ideas para usos prácticos de códigos QR en el aula o en tu curriculum, eche un vistazo allí o en Canva.

6.- Conectarse al Wifi mediante un QR

Si hay algo molesto de las visitas a casa cuando hemos estrenado hace poco una nueva red Wifi es que termines enviado a todo el mundo a leer la pegatina del router Wifi para apuntarse una contraseña interminable. Pues ya estas mismas pegatinas suelen integrar un código QR, que incluye la contraseña. Sólo tienes que acercar el lector QR de tu teléfono inteligente y descifrará los datos guardados.  Algo que se utiliza en hoteles, centros de salud privados e incluso restaurantes o bibliotecas.

7.- Creación de videos interactivos para el aula

Existen múltiples usos prácticos de códigos QR en el aula, por ejemplo, los profesores pueden usar códigos QR para proporcionar a los estudiantes trabajo adicional que vincule a nuevos ejercicios en Google Drive o Dropbox, o que incluyan videos educativos.

Otra excelente manera de utilizar los códigos QR en el aula es vincular las soluciones de problemas con explicaciones para que los estudiantes puedan verificar sus respuestas y corregirlas en caso de que cometieran un error.

8.- Identificación de mascotas.  La movilidad que nos exige nuestra realidad cambiante afecta también a los chips de nuestras mascotas. Mantener  la  información de contacto actualizada puede ser muy fácil si creas un código QR dinámico y reutilizas ese código y cambias su información de contacto cada vez que lo necesites. Crea tu código QR, imprímelo y ponlo en una lámina, luego agrégalo a la etiqueta de tu mascota y listo. Hay muchos programas de uso intuitivo que te ayudan a generar tu propio código QR.

 9.- Tatuajes con códigos QR que los vuelven animados o con recuerdos vivos. Otro uso novedoso de códigos QR es realizar un seguimiento de los primeros pasos y palabras de tu bebé en formato de video. Luego puedes agregar esos videos a un código QR dinámico e imprimirlo como una pegatina o en una hoja de papel o tatuártelo.  Quizás es más práctico añadirlo a  tu álbum de recuerdos y así podrás ver en tu teléfono esos momentos especiales una y otra vez.

10.- Apps que utilizan los QR para conectar usuarios o dispositivos.

Cuando conectamos nuestro móvil a Internet generalmente buscamos la red, introducimos la contraseña y empezamos a navegar, sin embargo, nuestro Smartphone con Android puede ir mucho más allá y convertirse fácilmente en una herramienta con la que puedes  controlar a todos los equipos que estén conectados a nuestro mismo router para identificarlos y detectar intrusos que pueden robarnos datos o información.

Existen varias aplicaciones en Play Store que sirven para fines similares. Si te interesa esta utilidad destacaremosla herramienta gratuita Fing que cumple con esta función.

Hasta enero del 2020 el uso de estos códigos se empleaba de manera residual en estaciones de tren o aeropuertos para verificar la identidad de los pasajeros, o en un escaparate para atraer la atención de público sobre el precio de los artículos a la vez que le ofrecíamos a la empresa información de nuestro interés. Hay que saber siempre que cuando usas un QR tú también ofreces la información autorizada en tu terminal. De hecho lo puedes comprobar y verificar que al consultar un precio en un escaparate, empezarás a recibir información de esa marca en tu terminal o cuentas asociadas.

Pero debido al coronavirus y la necesidad de evitar el contacto físico para reducir el riesgo de contagios, el uso de los códigos QR se han multiplicado exponencialmente como complemento a las medidas de seguridad instauradas en los distintos sectores de la economía. Una carrera que inició China, cuando en plena ola expansiva del virus encontró en estos códigos además de todos los usos anteriores, una aplicación idónea para rastrear los contagios de la población.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies